ADULTOS

Hace apenas unos años, se suponía que se debía acudir al psicólogo si se padecía algún problema muy serio. Hoy día, sabemos que no es así.

La terapia psicológica no se circunscribe a trastornos que podríamos catalogar como  “patologías graves”. Se aplica de una manera abierta y accesible a cualquier persona que necesite mejorar algún aspecto general o concreto de su vida, o que desee conocerse un poco más o sentirse mejor consigo mismo y con los demás.

Pero no hay que olvidar que la Psicología Clínica es una ciencia, y que, como tal debe ser aplicada por profesionales cualificados, expertos, que conozcan y dominen no sólo los paradigmas teóricos y las técnicas más eficaces, sino que además comprendan y se preocupen realmente por las personas.

En el equipo de Álava Reyes Consultores, con más de treinta años de experiencia, nuestro objetivo es conseguir que quienes acuden a consulta alcancen su equilibrio y su bienestar en el menor tiempo posible. Para lograrlo, además de emplear las más efectivas y novedosas técnicas psicológicas, tratamos de potenciar sus habilidades y estrategias personales transversales, asegurándonos, así, de que alcancen el éxito en todas las áreas de su vida.

En ocasiones, sobre todo hace algunos años, cierto desconocimiento pudo derivar en que la Psicología Clínica fuera confundida con la Psiquiatría. Hay que dejar claro que si bien ambas especialidades persiguen metas similares, no son lo mismo, aunque sí pueden ser complementarias. La principal diferencia entre Psiquiatría y Psicología se puede explicar desde una doble perspectiva. Por un lado, la naturaleza de la formación base de los psicólogos, la Psicología, se centra en el estudio heterogéneo de la persona, sus procesos y su conducta. La Psiquiatría, en cambio, se fundamenta en el cuerpo físico, en la Medicina. Por otro lado, la Psiquiatría actúa ante la existencia de una patología médica, mientras que el psicólogo contempla una idea más completa de la salud mental y su significado para la persona. De cualquier manera, las dos especialidades trabajan conjuntamente en función de las necesidades de cada individuo.

Podemos así concluir que la Psicología Clínica es la rama de la ciencia psicológica que se ocupa de la investigación de todos los factores –evaluación, diagnóstico, tratamiento y prevención– que afecten a la salud mental y a la conducta de la persona, en aquellas situaciones que puedan generar malestar y sufrimiento, o que limiten las posibilidades de crecimiento y desarrollo personal.

En el Centro de Psicología Álava Reyes sabemos que podemos y queremos ayudarte a superar algún problema concreto, o bien, acompañarte para alcanzar el equilibrio y bienestar que buscas.

Estamos en Madrid, pero, afortunadamente, hoy la tecnología nos ofrece, si el tratamiento presencial no es posible, la opción de trabajar vía telemática para quienes no puedan asistir, o se encuentren fuera de España. El idioma tampoco es una barrera, podemos atenderte en inglésfrancésalemán e italiano.

¿Cómo podemos ayudarte?

En el Centro de Psicología Álava Reyes apostamos por un enfoque personalizado y basado en el paradigma Cognitivo-Conductual. La terapia Cognitivo-Conductual supone una manera de entender cómo piensa uno sobre sí mismo, sobre otras personas y, en definitiva, sobre el mundo, así como comprender, también, cómo lo que pensamos afecta a lo que sentimos y a lo que hacemos.

La principal diferencia de la técnica Cognitiva-Conductual respecto a otras terapias consiste en que nos centramos en trabajar y actuar sobre los problemas y dificultades del presente y no tanto en bucear en el pasado y en sus posibles causas. Este enfoque, además, es hoy una alternativa eficaz en tratamientos como la ansiedad o la depresión, en sus primeros estadios. El tratamiento psicológico no supone ningún riesgo para la salud ni presenta efectos secundarios indeseados a corto, medio o largo plazo.

Por estas razones, las principales guías de práctica clínica basadas en la evidencia científica, como las del Instituto Nacional para la Salud y la Excelencia Clínica (NICE) y organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS) o la Federación Mundial de la Salud Mental (WFMH), recomiendan la terapia cognitivo-conductual como el tratamiento de primera elección para diversos trastornos.

Igualmente, y en función de las necesidades de cada caso, ofrecemos otros enfoques y técnicas de intervención, siempre avalados por la comunidad científica, no sólo con el fin de asegurar y garantizar el ejercicio eficaz y ético de nuestra profesión, sino, en especial, impulsados por la voluntad de mejorar la sociedad e incrementar el bienestar de las personas.

Si deseas obtener más información sobre cuándo es necesario o conveniente ir al psicólogo o sobre las problemáticas más frecuentes que vemos en consulta, haz clic en el botón que ves a continuación.